El agua tibia con limón y los dientes

Siempre se ha sabido que beber agua tibia con limón en ayunas es muy beneficioso para la salud, pero parece que desde hace unos años tiene cada vez más seguidores.

El limón es una fuente alcalina de vitamina C y alto en potasio. Es muy sano para estimular el sistema inmunológico ya que la Vitamina C es buena para combatir los resfriados. El potasio estimula el cerebro y las funciones nerviosas, además de ayudar a controlar la presión sanguínea.

También ayuda a mantener la piel sana y radiante ya que elimina las bacterias que causan el acné, además es antibacteriano, antivírico y puede ayudar con la pérdida de peso porque el zumo de limón es digestivo y ayuda a depurar el hígado y el agua tibia en ayunas favorece el movimiento intestinal.

Pero no todo son beneficios para la salud, ya que el limón al ser un alimento ácido afecta directamente a la boca. Provoca erosión o desgaste de las estructuras dentales, empezando por el esmalte y en los casos más avanzados en la dentina.

Esta erosión del esmalte y la dentina afecta directamente a la estabilidad de tus dientes, haciéndolos más frágiles. También impide que materiales de reconstrucción como el composite, utilizado en obturaciones (empastes) no adhiera adecuadamente. En dientes que ya están reconstruidos y el ataque ácido continúa, puede producir el fracaso de dichas reconstrucciones.

En los casos más avanzados y si el desgaste llega a afectar considerablemente a la dentina podría ser necesario incluso una rehabilitación completa.

Una recomendación, si se desea tomar el zumo de limón es hacerlo con una pajita, para que el líquido no entre en contacto con los dientes en la medida de lo posible.
De todas formas, también hay otras alternativas al limón, igualmente beneficiosas, como puede ser otro tipo de frutas y verduras ricas en vitamina C y una amplia variedad de tisanas.


 

Blog