Nuestra Clínica dental PGCA en Telva

La revista Telva nos hizo esta entrevista sobre la Odontología Conservadora a nuestra Clínica Dental PGCA situada en el Barrio de Salamanca en Madrid.  El Doctor César Perera Briones se encargó de responder a todas las preguntas. Tenemos la suerte de contar con él, como especialista en Odontología Conservadora y prótesis desde el año 1985.

 

Aquí os dejamos el artículo de Telva:

Clinica dental Madrid

ODONTOLOGÍA CONSERVADORA

Conserva tus dientes sanos y fuertes con la ayuda de tu dentista de cabecera

La odontología conservadora tiene como filosofía preservar cada una de tus piezas dentales aplicándoles un tratamiento personalizado según cada caso. Por eso, cuando tienes una caries, antes de que vaya a más, el dentista elegirá el tratamiento más adecuado para tu dentadura con el fin de que dure muchos años. El doctor César Perera Briones del Instituto Dental de los doctores Perera, García de Castro y Asociados nos desvela las claves para mantener tus piezas dentales sanas.

 

¿Qué hábitos son básicos para conservar nuestras piezas dentales y prevenir la caries?

Primero, yo recomendaría tomar los menos azúcares posibles. También, es muy sano tomar una manzana al día a bocados, un buen cepillado a diario con pastas fluoradas y usar -sólo puntualmente colutorios con clorhexidina- pero sólo en ocasiones porque tiñe el esmalte de los dientes. Y por supuesto visitar al dentista una vez al año.

¿Cómo actuar si la caries es leve?

Si la caries no ha destruido la dentina, se puede esperar porque se puede recuperar con las propias defensas pero si ha sobrepasado el esmalte, llegando a la dentina, la única solución es limpiar esa caries y obturar la cavidad que ha dejado. A veces, puedes ver tus muelas con pequeñas tinciones pero si tu dentista pasa las sondas adecuadas y ve que el tejido está duro, solo debe pulir el esmalte y limpiar esa mancha.

Y si es más profunda, ¿qué medidas se deben tomar?

A veces, los pacientes, llegan con una caries muy grande que provoca inflamación del nervio (pulpitis) llegado ese punto solo podemos desvitalizar la pieza y reconstruirla.

Después advertimos de lo importante de las revisiones anuales para que esto no ocurra.

¿Es cierto que aparecen más caries durante el embarazo?

Si y no. Lo que sí es cierto es que el período de gestación se traduce en un aumento de la progesterona, una hormona que conlleva a cierta inflamación o congestión de las encías y como consecuencia aparece sangrado de encías y se forma una especie de saco entre las piezas y la encía donde la placa bacteriana se deposita con más facilidad. Por este motivo, cuando tomamos azúcares, ese aumento de placa bacteriana, hace que se transformen en ácidos, y éstos son los que descalcifican el diente.

Hablemos de empastes… ¿De cuántos tipos dispone el dentista para reparar una pieza dental?

Lo último y lo más nuevo son los composites hechos a base de resinas con nanopartículas donde ya puedes trabajar estratificando los colores de la dentina del diente. Disponemos de más de 20 gamas de colores y distintas dentinas, proteínas y esmaltes para elegir el que mejor conviene en cada caso. La clásica amalgama de plata ya está prácticamente en desuso.

 

¿Qué vida tiene un empaste y cada cuánto tiempo hay que revisarlo por nuestro dentista?

Los empastes pueden durar toda una vida dependiendo de la higiene del paciente y de la prevención, -no debes esperar a que te duelan los dientes para ir al dentista-, porque de lo contrario, puedes encontrarte con el deterioro más absoluto de tus piezas dentales. Si vas al dentista una vez al año y ese empaste no está funcionando, tu dentista te indicará el tratamiento adecuado.

 

¿Cómo distinguir si un empaste está bien hecho o no?

Eso lo tiene que ver el profesional.

Pongamos que ya no es posible empastar, ¿cuándo es necesario realizar una endodoncia?

Cuando empieza a molestar espontáneamente o a doler con el calor. La sensibilidad al frío o al dulce es recuperable pero no tanto al calor ya que existe una vasodilatación en esa pieza que va a provocar un colapso del vaso que lo irriga o cuando el dolor es tan espontáneo que precisa de analgésicos.

 

¿Cuál es la clave para evitar una endodoncia en nuestra dentadura?

Ir al dentista una vez al año y tener unos hábitos de higiene buena (dos o tres veces al día), nunca vas a tener el problema de que la caries llegue al nervio.

 

¿Se puede practicar una endodoncia durante el embarazo?

Perfectamente, sólo que hay que tomar más precauciones, pero la anestesia bucal no afecta ni a la madre ni al futuro bebé. Y las radiografías de control se hacen con un mandil de plomo.

 

Fundas, coronas, puentes… ¿en qué se diferencian?

Una funda y una corona son lo mismo y es cuando se trabaja sobre una pieza dental muy deteriorada. Un puente se realiza cuando exista la falta de una pieza o más apoyándonos sobre dos pilares, uno por delante y otro por detrás para añadir las piezas inexistentes. Pero actualmente los puentes tienden a desaparecer para dar paso a los implantes, lo más novedoso para sustituir la pieza que falta, sin tener que tocar o dañar piezas sanas.

 

Oímos hablar de restauraciones directas e indirectas, ¿qué son?

Las restauraciones directas son aquellas que el dentista realiza en una sola sesión (vulgarmente empaste) y en las restauraciones indirectas, el dentista prepara y limpia la cavidad, toma impresiones y se realiza en laboratorio, y en una segunda sesión se cementa (incrustación).

www.pgca.es


 

Blog